martes, 12 de mayo de 2009

¿Vacaciones?

Hoy he hablado con mi prima. Parece que entre sus estudios, su trabajo, su casa y su blog ha encontrado algo de tiempo para planificar sus vacaciones. Igual que los últimos veranos, pasará un mesecito perdida con su pareja recorriendo con un todoterreno y un par de cámaras algún país africano de nombre impronunciable. Después de recuperar el tono sonrosado de mi piel, limpiar el charco de babas y conseguir que mis dientes recuperasen su tamaño normal, he intentado responder a su pregunta: ¿Y tú? ¿Te has decidido?

Eso me ha hecho pensar. El año pasado por estas fechas ya tenía cerrado el viaje a California. Eran otros tiempo, otra situación, tenía urgencias que cubrir. No podía permitirme un verano en blanco, tenía que convencerme de que mi vida era tan interesante... En aquella época divagaba convulsivamente entre la reflex, las pesas, la montaña y la sensación de haber perdido el tiempo. Y en esa situación fui yo el que tiré y tiré de Enrique hasta convencerle. Este año es diferente. A pesar de que me han propuesto hacer el camino de Santiago y la vuelta a Islandia en bici y me apetecen mucho cualquiera de las dos, espero y no muevo ficha. ¿Por qué espero? Ahora ya lo sé.

3 comentarios:

Yolanda dijo...

Y yo. La planificación debe incluir muchas cosas, incluso las que por ahora parecen un poco en el aire. ¿Quien sabe? A veces, cuando no planificamos tanto, todo sale infinitamente mejor y el resultado es apabullante. Besitos.

gregorator dijo...

A veces hay que sospesar las cosas en esa balanza que nunca para quieta y menos aun donde nosotros desearíamos. No nos engañemos, ella nunca podrá valorar lo que anteponemos a su lado opuesto. Difícil elección, hay que mover ficha, estás sentado enfrente esperando tu turno. ¿Has apretado el botón del reloj? No se os vaya a pasar el tiempo…... Para toda acción hay una reacción... A veces hace falta un poco de valentía, pero también todo tiene su tiempo bajo el sol. ...Espero que obtengas esa recompensa en esas vacaciones

PacoPani dijo...

Si pudiese concretar mis días de vacaciones hoy te aseguro que planificamos el camino a Santiago. Pero, a diferencia del año pasado, no sé si podré pillarme la última de julio. Está todo en el aire, depende del cliente, de mi empresa, parece que será imposible pero no pierdo la esperanza. Por aquí hay alguno que le han dado vacaciones perpetuas(dicen que un hecho puntual, ya veremos)...bueno, ni tanto ni tan calvo.